Como congregación contamos con una estructura de trabajo y servicio que nos sirve como base para la organización interna de actividades y objetivos, así como para la capacitación y desarrollo de todos los congregantes.
 
Buscando tener un fundamento bíblico en todo lo que hacemos, hemos organizado la estructura de la iglesia en cinco fundamentos que son:
 
ENSEÑANZA, COMUNIÓN, SERVICIO, DEVOCIÓN Y EXPANSIÓN.
 
Tomando como base la estructura sugerida por la Iglesia primitiva en Hechos 2:42, 47.
 
«Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles (Enseñanza), en la comunión unos con otros (Comunión), en el partimiento del pan (Servicio) y en las oraciones (Devoción)… Y el Señor añadía cada día al número de ellos los que iban siendo salvos (Expansión).»
 
Además contamos con un área administrativa denominada “CASA PARA DIOS” que funciona como apoyo a las otras cuatro áreas, aportando para el cuidado de los recursos y espacios de la congregación.
 

Áreas de servicio

Para entender un poco más cuál es el objetivo de estas cinco áreas de servicio, damos una breve descripción de cada una:
 
 
 
Se encarga de todas las actividades de enseñanza y capacitación bíblica, con el propósito de dar herramientas para el crecimiento espiritual de los congregantes, sean estos niños o adultos.
 
Las subáreas que la integran son: 
 
Fundamentos
Crecimiento
Madurez
Primero Carácter
Iglesia Infantil
 
 
Se encarga de la atención y cuidado de aquellas actividades que promuevan, inviten o lleven a la convivencia entre personas y familias de la congregación, buscando además, dar auxilio espiritual para que esto se logre.
 
Las subáreas que la integran son:
 
Cristo y la Juventud
Familias
Eventos Especiales
 
 
Se encarga de fomentar el servicio en la iglesia, como evidencia de ser discípulos del Señor, capacitando y facilitando herramientas para el desarrollo de hombres y mujeres al servicio de Cristo y de su iglesia.
 
Las subáreas que la integran son:
 
Apoyo al Culto
Logística del Servicio
Formación de Discípulos
 
 
Se encarga de todo el servicio para motivar, auxiliar y facilitar la adoración, la oración y la alabanza a Dios durante los tiempos de culto así como en el desarrollo de la vida cristiana.
 
Las subáreas que la integran son:
 
Músicos, Cantores y Sonido
Oración 
Atención a Ministros
Medios electrónicos
 
 
Se encarga de la búsqueda de la expansión del Reino de Dios y del cuidado del crecimiento tanto al interior como al exterior de nuestra Congregación; atendiendo tanto Discipulados como Misiones en desarrollo.
 
Las subáreas que la integran son:
 
Células y Misiones
Ministración y Consejería
Evangelismo
 
 
Es un área que da apoyo a las otras cinco, brindando cuidado y desarrollo de espacios para el mejor desempeño de las actividades que las áreas de servicio tienen. Además, administra los recursos materiales y físicos de la iglesia en su conjunto.
 

Funciones ministeriales

Cada área de servicio está bajo la cobertura directa de un Anciano, y este cuenta con el apoyo de un Diácono Supervisor. A su vez, el área cuenta con distintas subáreas atendidas por Diáconos Operativos. Además, algunas subáreas están organizadas en departamentos, debido a la extensión las mismas, y estos están atendidos por Coordinadores.
 
Para entender mejor cada una de estas funciones, damos una breve descripción de las funciones de cada uno.
 
Anciano: 
Es un apoyo directo al Pastor, participando en el gobierno de la iglesia. Cuida espiritualmente e impulsa la misión y visión de la congregación. Participa en la enseñanza y ministración de la Palabra de Dios. 
 
Exhorta, anima, instruye, aconseja y disciplina. Supervisa el trabajo y servicio con base en la palabra de Dios y la visión de la congregación.
 
Diácono Supervisor:
Apoya directamente a su Anciano, supervisando e impulsando las subáreas de trabajo. Verifica que los objetivos trazados se alcancen y resuelve conflictos que estorben el avance del trabajo. 
 
Entre sus funciones está el promover y activar la interacción entre Diáconos y subáreas a su cargo. Participa en la ministración y enseñanza cuando es necesario.
 
Diácono Operativo:
Cuida y dirige una subárea de servicio, así como sus departamentos y Coordinadores, activando la visión y los planes de trabajo. Sus funciones principales son organizar, planificar, distribuir, administrar, vigilar, impulsar, motivar, promover, etc., los recursos, coordinadores, servidores y objetivos de la subárea asignada. 
 
Detecta necesidades y busca suplirlas, o en su caso notifica a su autoridad inmediata para su atención.
 
Coordinador: 
Es el encargado un departamento de la subárea. Organiza, planifica, desarrolla y acciona. Dirige y coordina a los servidores a su cargo, buscando que los objetivos se cumplan. Identifica necesidades manteniendo activo y en desarrollo el departamento asignado. Alienta, motiva, instruye e impulsa a los servidores.
 
La estructura de servicio ministerial básica se encuentra organizada de la siguiente manera: